Cómo planchar una falda fácil y rápido

Planchar es una de las tareas que más suele costar hacer. Tanto por el tiempo como por la habilidad que requiere. Y es que a veces parece que por más que pasemos la plancha las arrugas no desaparecen. Sin embargo, debes saber que se trata de una tarea de lo más sencilla que puede incluso dominarse en una sola tarde y aprender a hacerlo de una manera fácil y rápida.

Planchar una falda

Hoy por ejemplo vamos a enseñarte como planchar una falda, una de las prendas que no suele faltar en el armario de cualquier mujer y que se usa tanto para trabajar como para ir a tomar unas copas con los amigos. Por eso para que siempre puedas estar preparada ante cualquier imprevisto, vamos a darte algunas pautas sobre cómo hacerlo.

1. Vuelve la falda del revés y colócala sobre la tabla de planchar con la cintura lo más cercana posible al extremo. Plancha e lado plano.

2. Gira la falda hacia atrás para que el lado exterior que expuesto. Colócala extendida sobre la tabla y endereza la parte de la cintura dejándola lo más plana posible. Después ve planchando la cintura hasta llegar al punto de partida.

3. Recoge la falda de la tabla de planchar y colócala de nuevo sobre ella por el lado opuesto. Plancha el cuerpo de la falda dando la vuelta hasta llegar al punto donde empezaste. No olvides prestar la atención adecuada para conseguir que el dobladillo quede bien.

Como puedes ver, planchar una falda es de las tareas más sencillas. Solamente debes seguir el orden para que vaya quedando bien. En cualquier caso, si encuentras algunas dificultades como por ejemplo que está demasiado arrugada o que el tejido es demasiado grueso, tendrás que echar mano a algunos trucos como por ejemplo usar más vapor o rociar almidón si la tela lo permite.

Planchar una falda

Además, en estos casos si la tela no es delicada, lo ideal es poner la plancha a temperaturas más altas. Si no sabes de qué tipo de tejido está hecha, puedes mirar la etiqueta. Por ejemplo el algodón necesita más calor, mientras que el poliéster y el rayón no necesitan de temperaturas tan altas. Si no la tiene, lo ideal para no arruinar tus prendas es empezar con temperaturas bajas e ir aumentándola si vemos que las arrugas no desaparecen.

No obstante, si a pesar de estos trucos, no cuentas con tiempo suficiente para hacerlo, tenemos la solución perfecta para ti. Piensa cuál es el precio que estás dispuesta a pagar por tener a una planchadora en casa durante unas horas a la semana o únicamente cuando la necesites.

Desde aqui nos adaptamos a tu presupuesto y te enviaremos a tu domicilio a la mejor planchadora de tu zona para que no tengas que preocuparte de nada más. Solamente tienes que encargar tu tarea desde nuestra web y en el día y hora que tu nos digas, recibirás en tu casa a la profesional que estás buscando, ya sea para planchar una falda, un pantalón, un vestido o cualquier prenda de ropa que necesites.

También te podría gustar...