Consejos alentadores para jardineros principiantes

El arte de la jardinería consiste en cultivar cualquier tipo de especie vegetal, ya sean hortalizas, flores, frutas o árboles, de manera doméstica y rudimentaria para embellecer el espacio abierto de las viviendas, empresas o negocios, así como para producir algunos pocos alimentos en pequeña escala como sustento alimenticio complementario de un hogar. La jardinería también comprender el cuidado y mantenimiento diario de las plantas que se cultiven, así como también la eliminación de plagas, enfermedades y cualquier otro tipo de agente nocivo para tu siembra. A priori, realizar la jardinería de una casa parece una actividad sumamente fácil, pero una vez que se pone en práctica aparecen muchas dificultades que impiden el éxito de tener un jardín frondoso, saludable y estéticamente perfecto.

En vista de que muchas personas, recientemente iniciadas en el oficio de la jardinería, se han topado con muchos óbices en el camino hacia obtener un jardín sano y bello, teniendo que buscar en internet cuáles son los errores que cometen y sintiéndose frustrados y decepcionados a punto de abandonar el oficio, en este post hemos preparado unos cuántos consejos alentadores para aquellos jardineros neófitos que necesitan una ayuda para no perder sus ganas de cultivar su propio jardín. Los amigos de Cerrajeros nos ayudaron a preparar este post gracias a las sabias y muy acertadas opiniones que el jardinero de cabecera de sus locales nos ofreció. Ya dejemos de hablar tanto y pasemos a las recomendaciones más oportunas para aquellos jardineros principiantes a los que todo le sale mal.

  • Un jardín verde, colorido, frondoso, repleto de flores y frutas como los que salen en las películas no son posibles de la noche a la mañana. Cultivar un jardín de tal calidad se obtiene con años de práctica y de espera para que las plantas crezcan óptimamente.
  • Es totalmente normal que, siendo un jardinero principiante, las primeras plantas que siembres se te mueran a los días. Algunas plantas requieren muchos cuidados y experiencia para ser cultivadas, para lo cual no estás preparado. Sólo ten calma y aprende de tus errores; así se consigue la mencionada experiencia.
  • Busca información en internet o en libros de agricultura acerca de la planta que desees para tu jardín. De esa manera tendrás una guía que te servirá para conocer cómo debes sembrarla, cómo fertilizarla, cuánto debes regarla, cómo debes cuidarla, etc.
  • Siempre ten presente que las plagas, las enfermedades o los insectos van a atacar tu cultivo hasta hacerlo perecer, por lo que debes anticiparte a este problema, comprando herbicidas y realizando labores preventivas todos los días.
  • La jardinería no es una ciencia, es un arte. Así que no le pongas tanta ciencia y método al asunto de cultivar y entrégate a la naturaleza con tanto amor que la dignifique. No sigas rigurosamente los métodos de cultivo que internet ves e intuye cómo se siente y qué necesita tu cultivo para solucionar cualquier anomalía que presente.
  • Establece tú mismo una rutina diaria para cuidar tu jardín y mantenerlo en orden. De esa manera, preservarás en el cultivo y preservando obtendrás ese jardín de película que deseas.

También te podría gustar...