Reparaciones del hogar que revalorizan tu vivienda

Hay un montón de reparaciones del hogar que podemos hacer nosotros mismos para mejorar el aspecto general de nuestra casa si queremos venderla más rápidamente. Puede que en estos momentos no puedas permitirte realizar una gran inversión, por lo que antes de comenzar a hacer arreglos, es importante priorizar cuáles son más necesarias y que podrían revalorizar en mayor medida el precio de nuestra vivienda, de manera que podamos conseguir el mayor beneficio posible. La mayor parte de la reparaciones del hogar pueden clasificarse en estas dos categorías:

Reparaciones menores
Se trata de pequeños trabajos de bricolaje que pueden añadir valor a la vivienda. Retoques simples como el arreglo de los agujeros de las paredes, dar una mano de pintura a aquellas estancias que lo necesiten… Estas tareas sin duda aumentarán el atractivo de la vivienda y la harán más deseable para futuros compradores.

Eso sí, si vas a pintar la casa, es importante que elijas un color neutro, como un verde suave, beige o gris. Un fondo neutro hace que las personas se centren aún más en las cualidades de la vivienda, en lugar de enfocar toda su atención solamente en el color de las paredes y en pensar cómo ellos lo pondrían si vivieran en ella.

Si tienes alfombras, es recomendable limpiarlas y si tienes suelos de madera, pulirlos, ya que estos dará mayor valor a la casa y las personas que la visiten no estarán pensando en que querrían cambiar el suelo, lo cual supone un gasto importante. También es bueno deshacerse de cualquier señal de que en la casa han vivido mascotas o personas fumadoras. Para ello, nada mejor que dar una buena pasada con la aspiradora y eliminar los malos olores.

Por último, otro de los trabajos menores que puedes hacer para revalorizar tu vivienda es comprar lámparas nuevas, ya que esto contribuye a dar una mejor impresión de la casa. En las tiendas de muebles puedes encontrar lámparas muy bonitas a precios muy económicos.

Reparaciones mayores
Si tienes que hacer obras o reformas en casa, asegúrate de hacerlo antes de ponerla en venta. Si el techo necesita ser reparado con urgencia, lo más probable es que los compradores intenten regatear el precio por el trabajo que esto supondrá más tarde. Además, los compradores saben que cuando se empieza una reforma se sabe el momento en que se se inicia pero no cuando se acaba ni el precio exacto que puede llegar a costar.

Con lo cual, si hay partes de la estructura de la casa que deben ser arregladas, lo mejor es hacerlo antes para obtener mayores beneficios por la venta. Además, el tasador valorará mejor tu casa, por lo que sera más fácil que el banco conceda el préstamo a aquellos que estén interesados en adquirirla en propiedad.

Algunos de estos trabajos puedes hacerlos tú mismo, pero para otros necesitarás ayuda de profesionales. Pero si no sabes a quién acudir, no te preocupes. En este sitio web te ofrecemos la posibilidad de contratar a todo tipo de profesionales para realizar reparaciones del hogar, ya sea un fontanero, un albañil o un electricista. Encarga tu tarea de reparación en nuestra web, dinos qué es exactamente lo que necesitas y nuestros profesionales te ofrecerán varios presupuestos para que puedas elegir el que más te convenga. De esta forma, además de ahorrarte mucho tiempo en contratar un profesional, te resultará mucho más barato.

También te podría gustar...